15 ene. 2010

.

Llevo borrado 1234450604 blogs, no sé que cojones decir. Sólo he asumido que no le puedes contar absolutamente nada a nadie. Ante ninguna circunstancia comentes algo de alguien, a NADIE. Hay cosas que no se deberían decir, creo. Para eso está tu confidente, por decirlo de alguna forma. Para desahogarte, para darle a entender como te sientes. Para...que te ayude, supngo. No volveré a hacer eso. No volveré a ser la de antes. No volveré a hablar. No volveré a ser la de antes. Tropezar más de dos veces con la misma piedra, ts. Ya no sé ni que pensar. No sé, a veces pienso... ¿El mundo está en contra mía? ... Pero no puede ser así. No tendría que ser así. Así que después de meditarlo, de darme cuenta de mis fallos, he reflexionado. 'La culpa es tuya.'
Por...no ser demasiado lista, en parte. Cuando hablas de alguien, hablas. Quieras o no. Puede doler, o puede no doler. Un simple comentario que simule ser 'ofensivo' puede desencadenar de todo.
No sé si os pasa a vosotros, los que teneis mejor amig@. ¿Le contáis todo? Yo sí. No sé, quizá fue culpa mía hablar de más. Decir cosas que no agradan a nadie. Creí que...bueno, que una amiga de verdad se podía confiar en ella. ¿No?
Bah, no sé. Abrí la boca de más. No soy lista. No soy lista como ellos. No sé guardarme las cosas. Ellos se lo guardan todo. Pueden pensar que eres la peor mierda y mirate como si contemplase el paraíso. Es frustrante. Yo, me voy a pedir por mi cumpleaños ser así. Ah, y también no querer. ¡Ah! Y no confiar en nadie. ¡Ah! Y no volver a abrir la boca.

¡Nunca creas que todo va bien, enrealidad cuando menos te lo esperas viene la mala racha! Y volver a lo de siempre. No quiero volver a lo de siempre. Me encantaría desaparecer de una vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario